viernes, 13 de abril de 2012

La desvegetación


Ayer al darnos el alta y llegar por fin a casa puse a cargar el teléfono, primero llamada a mi madre, y después una entrada cortita en el blog. Como no era momento de entrar en detalles no se me ocurrió chorrada mayor que el trabalenguas, lo siento. Pero me hace gracia que todas dierais por sentado que todo había salido bien. ¿Y salió bien? Pues imagino que sí. Comenzamos por el principio, porque si empezamos por el final llegamos al trabalenguas y se acabó la historia.
No podía comer ni beber nada Parrulín desde las 2 de la mañana. Acostumbra a pedir uno o más biberones de leche durante la noche. Que tiene ya casi cuatro años! Bueno, sí, ya lo sé, pero en mi casa los besos, los abrazos y los biberones de leche siguen siendo a demanda. Le explicamos que no podía tomar leche ni desayunar al día siguiente y mi santo le dio un último biberón (sin demanda previa) a la 1:50 al que había añadido aceite de oliva. Qué asco, no? Pues no sé, que yo no lo probé, pero según mi santo era para que le llenara más la barriga. Y como su primera idea era añadirle una clara de huevo pues casi mejor un chorrito de aceite. Inventos de mi santo.
En fin, nos levantamos. Lo primero la intendencia. Llevo una bolsa con un pañal para la operación, un pantalón porque irá en chándal, un biberón para después, un cartón de leche por si acaso, unas galletas por si acaso y un par de cuentos para leer. Santo ¿qué más llevamos? Lleva también un par de zumos, unas avellanas, unas galletitas saladas y unas nueces. Ejem… ¿todo eso es para el niño o para ti? Bueno… para los dos. Vaaale. Bolsa preparada. (Un poco más y me llevo el carrito de maruja de ir al mercado) Ultimo momento, mete también el paracetamol infantil y el efferelgan en supositorios. Pero no tendrán allí? Por si acaso. Vaaale.
Despertamos a Parrulín, camino del hospital el tío va feliz de la vida. “Mamá hoy es fiesta!” Bueno, no tienes cole, pero fiesta, fiesta… “Después del hospital hacemos una fiesta!” Lo que tú quieras mi amor. “Mira! El retiro! Podemos ir al retiro después del hospital?” Eh… si quieres sí, cariño. “Papá, que has adelantado a un taxi de la L, muy bien papá!” “Oh, papá te ha adelantado un taxi de la X, qué faena!” En fin, que parlanchín, contento, y bien.
8:30 am. Llegamos, hacemos el ingreso y nos mandan a planta. Allí esperamos en un pasillo tres horas. Tres horas? Si, si, tres horas! Desde las 8:30 hasta las 11:30 que nos dieron habitación! Super bien pensado. Primero pasan los más bebés, normal, lo entiendo. Pero luego el médico no da las altas para ellos y empiezan a pasar los adultos hasta que vuelvan a quedar libres las camas de los niños. Que digo yo, que si me dicen que esté allí a las 10 o las 11 yo encantada, pero hacernos esperar tres horas en un pasillo con niños pequeños, sin comer ni beber, al principio sentados modositos, luego entretenidos con los teléfonos de sus padres, luego leyéndoles un cuento, luego conociendo al niño de al lado, luego corriendo por el pasillo, luego que dice uno Quiero agua! luego que se contagian todos y todos quieren agua, luego que preguntas si queda mucho, luego que te dicen que no sabe, luego turnándote con los padres de al lado para vigilar a dos niños a la vez, luego oyendo a los que salen ya operados chillar y llorar como cochinos, luego niños aburridos, luego padres turnándose para bajar a tomar un café, luego niños cansados, luego niños pesados y a las tres horas niños insoportables! Me pongo en su lugar y lo entiendo y procuro que lo lleve lo mejor posible y yo también.
Versión de madre y embarazada: Hay que ver qué sillas más incomodísimas, de plástico. Parece mentira que esto sea un hospital privado. Parece mentira que esto sea un hospital pediátrico. Pobre niño. Cuánto queda? Vaya silla más incómoda. Que si, Parrulinchi, que es incomodísimo, ya lo sé, tranquil@. Voy a ver si de pie… Voy a ver si mi santo se queda con él y me tomo un café. Vuelvo. Vaya silla más incómoda, ya no sé cómo ponerme. Que si, Parrulinchi, que es incomodísimo, ya lo sé, tranquil@. Voy a ver si dando un paseíllo por aquí… Joder, los operados chillan y lloran como cochinos, pobrecitos míos. Cuánto queda? Creo haber visto un lindo gatito, digo… una máquina de refrescos. Vaya! Está vacía. Parece mentira que esto sea un hospital privado. Parece mentira que esto sea un hospital pediátrico. Vaya silla más incómoda. Que si, Parrulinchi, que es incomodísimo, ya lo sé, tranquil@. Voy a ver si llamo a mi madre que debe de estar preocupada… Cuánto queda? Charlo con la madre de al lado, tiene un hijo mayor, ya ha pasado por esto, está tranquila, parece maja. Vaya silla más incómoda. Que si, Parrulinchi, que es incomodísimo, ya lo sé, tranquil@. Cuánto queda? Wachapeo con las taradas, que deben de estar preocupadas también. Joder con la madre de al lado, lo que fala, Dios mío. Voy a ver si encuentro otra máquina de refrescos… Cuánto queda? La enfermera no lo sabe. Esto de tener una enfermera que nunca sabe nada es un chollo, oye. Vaya silla más incómoda. Que si, Parrulinchi, que es incomodísimo, ya lo sé, tranquil@. Así, tres horas.
11:30 am. Por fin nos llaman para que pasemos. Nos dan una habitación, nos dicen que le desnudemos, pongamos un pañal y le ponen una bata de hospital de esas como de papel y con unas tijeras le cortan los bajos para no pisarse. Parrulín encantado, dice que es un disfraz de pirata. Le hemos explicado que le operarán dormido, así que un par de veces insinúa que no se va a dormir para que no le operen, pero le decimos que esperarán a que se duerma y operarán igual. No parece preocupado ni asustado, pero el hecho de insinuarlo… parece que no lo tiene nada claro. Pobriño, es lo que hay. Cuánto queda? No saben. Esto de tener una enfermera que nunca sabe nada es un chollo, oye.
12:00 am. Oímos a un médico decir Más veges! Le dice la enfermera que nunca sabe nada, pero en este caso parece que sí: En la 125, se llama Parrulín. Y entra en la habitación. A ver, Parrulín, que nos vamos! Le damos un beso y se lo lleva en brazos. Con 20 kg y dos cojones! El niño se va tranquilo, o al menos eso parece. Cuándo volverá? La enfermera que nunca sabe nada no lo sabe, para variar. Mi santo que se baja a tomar un café, yo prefiero esperar aquí, será como 30-45 min. Te traigo una coca? Pues yo encantada cariño, pero es que me está dando unas patadas Parrulinchi que será mejor que no. Si encuentras una fanta de naranja, o si no una botella de agua. Madre mía, la de años que no me tomo yo una fanta de naranja. Desde que cambiaron la fórmula y dejó de ser naranja radioactivo ya no es lo mismo. Como la mirinda, qué buena estaba la mirinda, recuerdo de pequeña tomarme una mirinda en Galicia y ponerme de tapa una nécora. Qué tiempos aquellos! Voy a respirar a ver si se relaja el Parrulinchi. Cuánto queda? Llamo a mi madre y wachapeo con las taradas, que ya se lo han llevado. Mi teléfono se queda sin batería, no me extraña, ha jugado con él durante horas.
12:45 am. Otro que llora como un cochino, pero este parece que es mi cochino querido. Sí, sí es. Parrulín! Cómo estás, mi amor? El médico que lo trae en una camilla me dice que muy enfadado, que ahora vendrá el médico a hablar con nosotros. Parrulín, ven conmigo, mi amor, no llores, ya pasó, mamá está aquí contigo. Nos tumbamos juntos en la cama, no nos habla, sólo llora, no nos contesta a nada, sólo llora. Cariño, ¿y si nos lo han dejado mudo? Que no mujer, si berrea no está mudo. Caricias y canciones bajitas. Parrulín, guapo, ¿te duele o estás asustado? Al final me dice que asustado. Podemos darle un biberón para que se duerma? La enfermera que nunca sabe nada no lo sabe. Tardamos mucho en calmarlo. Muchísimo, pobrecito mío. Le leo su cuento preferido, el rey león. Estoy tumbada con él en la cama, no hay almohada, incomodísimo encontrar la postura. Al final de tanto llorar se duerme. No hay barandilla en la cama. No hay una manta. Parece mentira que esto sea un hospital privado. Parece mentira que esto sea un hospital pediátrico. Le tapo con mi abrigo, le apago la luz. Otro que llora como un cochino, bueno, pobre, ese llora como un montón de cochinos juntos, que le duele el oído, a gritos, pobre. Cierro la puerta de nuestra habitación.
2:00 pm. Viene el cirujano, que todo bien, nos da un informe y el alta. Pues mira, ahora te esperas a que el niño despierte, nos lo tomaremos con calma. (Ojo, que sabemos que ya no hay niños pendientes) Lo despertamos tranquilamente. “Leche!” Preguntamos si puede. La enfermera que nunca sabe nada no lo sabe. Que nos puede dar un vaso de agua para él. Qué coño! Si puede beber, puede beber, le damos el biberón y lo coge encantado. Empiezo a vestirlo. “Mamá, me vas a noner el nantalón?” El qué? “El nantalón!” Cariño, que no está mudo, que nos lo han dejado gangoso! No mujer, es por la inflamación, se le pasará. Seguro? Seguro. Mira que yo lo de los gangosos o los tartamudos lo llevo muy mal, no les entiendo nada y me ponen muy nerviosa.
2:15 pm. Salimos por fin del hospital. Va tomando un zumito por el camino. Al llegar al coche dejo el zumo en el capó para atarle a la sillita. Se me olvida. Al ponernos en marcha atropellamos a un pobre zumito de melocotón. Ya estoy viendo los titulares “Zumo de melocotón muere atropellado en el parking de un hospital” Descanse en paz.
2:45 pm. Ya estamos en casa, Parrulín no quiere comer, no importa, no quiere dormir la siesta, no importa. No le duele, no le damos nada de analgesia. Quiere ver una peli. De acuerdo. Vemos el Arca de Noe (qué obsesión!) y luego no me acuerdo qué. Sigue sin querer dormir la siesta pero yo sí me voy a la cama un rato.
7:00 pm. Después de toda la tarde viendo películas le convenzo para que me acompañe al súper a elegir los yogures que quiere. Planazo! Si, ya lo sé, pero debía de salir un rato a oxigenarse! Compramos petisuis y quiere salchichas también. Vale. “Nalchichas!” Sigue gangoso. Ay como se quede así…
9:00 pm. Llamamos otra vez a la abuela. Parrulín, que eres un campeón! Te voy a comprar un regalo! “Bueno, vale” Lo que tú quieras! “No, lo que nieras tú” Bueno, vamos juntos “De anuerdo, yo lo enijo y tú lo nagas (yo eligo-tú pagas)” Ja, ja, de acuerdo! Sigue gangoso. Ay como se quede así… No quiere cenar pero termina tomando dos yogures, una gelatina, una pera y dos salchichas y media, por ese orden. Para no querer cenar no está nada mal. No me preocupa.
Ha dormido bien, lo hemos dejado en la cuna para tenerlo más cerquita. Yo me he ido a trabajar y se ha quedado con papá. Acabo de llamarle ¿Cómo está? Está perfectamente, no te preocupes. ¿Le duele? No, dice que no. ¿Quiere comer? Se niega terminantemente. ¿No ha comido nada todavía? Bueno, si, ha desayunado un sobre de jamón ibérico y una manzana, pero dice que no quiere comer, te lo paso a ver si lo convences. Hola mi amor! “Hola mamá!” Te está cuidando bien papá? “Si, muy bien!” Yo estoy trabajando pero en cuanto termine voy para allá. “Siiiiii” Mientras vas a comer una sopita, de acuerdo? “No, hoy no niero nomer ni nenar!” Sigue gangoso. Ay como se quede así…
Y aquí se acaba la historia chuchuá, de la desvegetación, chuchuá, chuchuá, que empezó con un retraso… y gangoso se quedó, bum, bum, bum, bum, chuchuá, chuchuá
Mamá de Parrulín y Parrulinchi.
Otro día más. Buen finde!
Sean buen@s y felices.

56 comentarios:

  1. Jajaja me parto con Parrulín hablando gangoso. Qué alegría que ya esté tan contento y tan desvegetado, aunque no podía haber sido de otra forma.

    Cuando Nuria se operó de las cervicales (tiene una enfermedad degenerativa y le tienen que ir grapando las vértebras con chapas de titanio según se le desintegran), también nos tuvieron muchísimas horas en admisiones y un hombre que se iba a operar de juanetes, nos contó toda su vida a ella, a Mamá y a mí. Encima, cuando lo operaron no paró hasta enterarse de cual era la habitación de Nuria y llamaba a cada poco a dar la tabarra, y nosotras escondiéndonos jajaja qué aventura!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué remordimientos cuando la gente es amable pero tú estás hasta los cojones! Ja, ja!

      Eliminar
  2. Ay, pobre gangosito! Menosm al que dice que no le duele, no? Y que duro tener que irse a trabajar!
    Ya me dirás que hospital privado es ese para que no vaya!
    Besos y buen finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Venga va, a la mierrrrda el anonimato. En el San Rafael!

      Eliminar
  3. Pobre!! yo creo q lo has pasado tú peor que él...en fin, cosas de ser mami.

    A mí también me operaron de vegetaciones hace la pera de años...creo q tenía 2 o así, yo no me acuerdo de nada, y si hace más de 30 años no me dejaron gangosilla, ya verás como a tu peque tampoco.

    Y chica, no insitas con el comer...q yo creo q un desayuno como el q se ha metido...pues no está nada mal :-D

    Ánimo! y aprocecha el finde para descansar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suele comer muy bien, por lo que si no come unos días no me preocupa. Salvo si pienso que estirará y tendré que comprar pantalones nuevos, claro. Ja, ja!

      Eliminar
  4. Parrulin gangoso es la mar de divertido jeje no tan divertido como tu mañana hospitalaria... de verdad que vaya tela!! Sobre todo con la enfermera que no sabe nada, como puede ser posible???Me alegro muchisimo que este bien, el mal humor del pobre tambien comprensible y lo de que no le apetezca comer pero no deje de hacerlo me encanta tambien jeje lo mejor el "yo lo enijo y tú lo nagas".
    Espero que la recuperacion siga igual de bien y que disfruteis mucho de "El arca de noe" ejem ejem jaja besitos guapaaa, eres una campeona!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto has sido premiada en mi blog :) Lo siento jeje

      Eliminar
    2. Hoy mientras voy a la eco por la tarde la abuela le lleva a comprar el regalo, a ver qué elige!
      Gracias por tu premio, como no!

      Eliminar
  5. si eso es no comer! la mía entonces si que no come ná de ná!

    "en mi casa los besos, los abrazos y los biberones de leche siguen siendo a demanda" M.P.P.!!

    Besitos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mejor frase del post ¿a que si? ;)
      Gracias guapa!

      Eliminar
  6. Ya me imagino la espera...qué desesperación!Me alegro mucho de que haya salido todo bien, divinamente!!!!Ahora a mimarle un par de días, qué es finde!!!!!!

    besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver quién me mima a mí que ya me va haciendo falta!!!

      Eliminar
  7. Pobre Parrulin! Espero que prontito vuelva a no estar gangoso... pobrete! Y me parto con ese "no querer comer" de tu Parrulin... si me meto yo eso entre pecho y espalda, no necesito casi ni cenar o desayunar en dos dias, jejejejejj!
    A cuidarse! Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lady bienvenida!
      Suele comer bien, por eso no me preocupa! A veces hasta me asusta la cantidad, será que tiene que crecer!
      Un beso!

      Eliminar
  8. A mi sobrino lo operaron el año pasado y más bien parecía que.le habían cortados huevos porque parecía un castrati hablando, el pobre. Se recuperó de maravilla eso sí, y ha ganado muchísima calidad de vida porque no descansaba nada.
    Un besote a Parrulí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, menos mal que sólo nos quedamos en gangoso! Hemos visto que ya no ronca, queda ver si se constipa de nuevo!

      Eliminar
  9. A mi sobrino lo operaron el año pasado y más bien parecía que.le habían cortados huevos porque parecía un castrati hablando, el pobre. Se recuperó de maravilla eso sí, y ha ganado muchísima calidad de vida porque no descansaba nada.
    Un besote a Parrulí.

    ResponderEliminar
  10. A mi sobrino lo operaron el año pasado y más bien parecía que.le habían cortados huevos porque parecía un castrati hablando, el pobre. Se recuperó de maravilla eso sí, y ha ganado muchísima calidad de vida porque no descansaba nada.
    Un besote a Parrulí.

    ResponderEliminar
  11. Uf, auqe desagradable y que poca calidad humana. Cuando operaron al mio del corazón igual. Las enfermeras que no saben nada y lo poco que te dice equivocado y meten la pata. El bebé sin tomar nada desde las 3 de la madrugada y encima le meten al quirofano tarde... Ánimo. Ya verás que en dos días ni se acuerda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no creo que fuera capaz de pasar por lo que has pasado tú, eres una heroína!

      Eliminar
  12. Lo de las tres horas de espera con niños me parece inhumano, en fin.
    No te preocupes, no se quedará gangoso, aunque tiene que estar bien gracioso!! Mi sobrina recuperó en dos o tres días. Y la pobre, como nos reiamos, no quería ni hablar.
    Pobrecico Parrullín que sale enfadado y asustado. Y para no tener hambre, madre lo que zampa!!
    Que paséis un buen fin de semana de mimos, besitos y abrazos.
    Besosss!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sólo le queda si habla lloriqueando por estar enfadado. Algo es algo!
      Gracias guapa!

      Eliminar
  13. Madre mía, tres horas en un pasillo, y sin poder comer! Pues suerte que era privado y pediátrico...En fin, que me alegro de que todo haya pasado, y tranquila, que seguro que tu gangosete recupera la voz. Muchos besitos y buen finde!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le queda poco, esperaremos un poquito más. Menos mal que es tan pequeño que no creo que se rían de él en el cole!

      Eliminar
  14. Gangosín! conozco a gente que se ha operado de vegetaciones, pero no tenia ni idea de que se quedaban gangosos durante unos dias! Que se le pase pronto y me alegro de que todo haya ido bien!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco. Ten en cuenta que los que conoces no se acordarán apenas, habría que preguntarle a los padres ;)

      Eliminar
  15. JAJJAJAJAJAJA eres una artista!! No me imaf¡ginaba yo como escribir en gangoso...pero tú si...que te he leido y me he imaginado a Parrulín gangoseando ¡¡a mí tb me pone muy nerviosa!!
    E. insiste en saber que és lo que le han quitado a su amigo Parrulín...y pide que a ser posible si le han quitado algo..,que lo traigas en un frasco..jajjajajaja

    Beso enorme pa mi niño guapo y pa su mami otro de regalo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, típico de E. A ver si me invento algo y se lo llevo en un frasco. Fliparía! Ja, ja!

      Eliminar
  16. me encantan las entradas q haces... eres una maga de los posts !!!

    pero sobre todo me encanta q el peque esté bien.
    vaaaale, gangosillo, pero en unos días la inflamación se irá y estará como nuevo y sin vegetaciones :)

    besotes

    ResponderEliminar
  17. "Cariño, que no está mudo, que nos lo han dejado gangoso" jajjajja, como me he reido con parrulin gangoso y eso que estoy en el trabajo! no veas lo que cuestaaa
    Me alegro que todo saliera bien y tu te lo tomes con ese humor, eres "mi idola" jajjajjaaj

    y a parrulin lo invitaré a comer un dia de los que no tenga hambre porque si es al contrario no me llegará el dinero....:)
    bicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ríete, ríete, que la que ríe la última ríe mejor! Ja, ja!

      Eliminar
  18. Pobrecito, si es que le tiene que doler, y encima 3h son muchas horas.

    Mi abuelo una vez insinuó que había que operarme de vegetaciones (quedó en nada) y yo me moría de miedo, así que Parrulín es mi ídolo! Muchos besos y que se recupere pronto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No podía elegir, que si hubiera podido tal vez habría salido corriendo, igual no se le ocurrió!

      Eliminar
  19. Ya les vale tener a los niños ahí tres horas esperando, qué paciencia hay que tener.

    Pobrecillo, estaría asustado. Pero al final todo fue bien. Que seguro que en nada se le pasa la fase gangosa.

    Buen fin de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya le queda menos, lo importante es que no le duele!
      Gracias guapa!

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  20. Me alegro de que haya ido tan bien y espero que la recuperación sea rápida. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que creí que iba a ser peor ;)
      Un beso.

      Eliminar
  21. Jo parrulina.. lo habras pasado muy mal cuando se le han llevado.. ains.. .pobre parrulin, no me estraña que lloren como cochinos!
    Me alegro que haya salido todo bien... ains.. que pobrecito tan chiquitin... que valiente ha sido. Un campeon!
    Seguro que deja de estar gangosito en el fin de semana.
    Muchos besitos para el... a demanda! como no!! ;D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos queda un poquillo aún, pero poco!
      Gracias ;)

      Eliminar
  22. Todo un campeón Parrulín! Me alegro de que todo haya salido bien, ya verás que pronto dejará de estar gangoso ;) Besotes y abrazotes para Parrulín y para tí, que os lo merecéis!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa! Besos y abrazos recibidos y enviados de vuelta también!

      Eliminar
  23. Ay, no sabía que andabais en estas, siento no haberme pasado antes. Me alegro de que todo haya salido bien, de verdad! E imagino que lo de hablar así se pasará también. Tú debes estar guapísima! Un abrazo a los parrulines y a ti!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes, en realidad no era nada grave, ya ves. Un abrazo!

      Eliminar
  24. A mi me operaron a los 10 años y tengo el recuerdo de que todos los de mi clase, me dijeron que me habia cambiado la voz... los primeros dias solo podia comer cosas liquidas... Espero que ahora ya vaya comiendo mas poco a poco... la verdad que fue una mañana muy larga... menudo rollo son las esperas y mas con los niños, verdad?? Ha salido todo bien, tienes que estar contenta...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad uno piensa siempre que va a ser mucho peor de lo que luego es.

      Eliminar
  25. Ay pobre Parrulin..y pobre Mami con la espera..Pero todo ha ido genial!!! espero que hoy lunes Parrulin ya haya vuelto a la normalidad, de comer, de su voz y de todo!!! se portó como un campeón!!! Tengo una amiga que operan a su hijo ya mismo de vegetaciones y está preocupada! le contaré lo de Parrulin para que se tranquilice!! besos super mamá!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que lloran un montón pero porque salen asustados, si sólo es vegetaciones que no se preocupe, aunque sé que es inevitable. No usamos nada para el dolor, ni ese día ni los siguientes. Si además hay drenajes ya no sabría que decirte.
      Un beso!

      Eliminar
  26. jajajajaja qué grande eres contando historias.... el otro día lo del trabalenguas me supo a poco...pero sabía que habría detalles en cuanto tuvieses un hueco, leerte es revivir las cosas contigo....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Trivivir, no? Ja, ja! Un beso guapetona! Tia buena!!!

      Eliminar
  27. Parrulín es un campeón!!!!!!
    Qué bien que no le duela, que siga así, y si no quiere comer que no coma, je,je,je!!!!
    Buen día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayer no quería cenar, se pimpló dos filetes! Ja, ja! Eso es lo bueno de los niños comedores, que no hay agobios si no comen.

      Eliminar
  28. Parrulina:
    Que terrible hacerlos esperar tanto y con tantas horas de ayuno, pobre Parrulín!.
    Lo bueno, ya se salió y todo positivo, ya que lo de gangoso tendrá que ser pasajero, o no?. Me he reído mucho con su nuevo estilo... jejeje.
    Un besito y que tenga una pronta recuperación!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa! Que te debo una visita, mi vida es un caos!!! Muchísimas gracias cariño!

      Eliminar