martes, 8 de marzo de 2016

En el día de la mujer: Tu hija es demasiado guapa para jugar al fútbol

Esto de tener hijos parece que otorga licencia para que todo el mundo opine y juzgue de su crianza, patente de corso para que cualquier persona pueda contarte sus experiencias aunque no las hayas pedido o darte consejos aunque no quieras oírlos. Bienintencionados la mayoría, otros puede que también aunque no lo parezca, y los hay que te sientan directamente como una patada en el culo.

He tenido que oír todo tipo de comentarios y opiniones acerca de la teta, del colecho, de portearlos… de darles chuches o no e incluso cuándo cortarles el pelo! Pero lo que nunca jamás había oído era un comentario acerca del fútbol. Todo tiene su primera vez, y en el fondo es el mismo tipo de comentario que oímos en reyes acerca de los regalos, pero la naturaleza humana nunca deja de sorprenderme.

Estoy en un curso de inteligencia emocional, es interesantísimo, me encanta y estoy absolutamente volcada en el curso. Peeero es los martes alternos de 4 a 6, era un estrés no tener con quién dejar a Xoubiña, pedírselo a una amiga, a la mamá de un compañero, esta que no puede, la otra que tampoco… Mira, la apunto a una extraescolar los martes y ya está. Miro los horarios, martes (y jueves) por la tarde, para infantil, a ver qué hay…

Cariño ¿Qué te parece si apuntamos a la niña a una extraescolar que me facilite ir a la educación emocional? Bien, ¿qué hay los martes? Danza y predeporte. ¿Qué es predeporte? En su día apuntamos a Parrulín, no le gustaba nada porque era básicamente fútbol y a él nunca le ha gustado el fútbol, aunque a Xoubiña sí le gusta el fútbol. ¿Y si la preguntamos directamente? ¿Xoubiña qué quieres baile o fútbol? Yo bailar, bailar. Listo! Apuntada queda.

Hablo con otra madre de la clase de Xoubiña que va a danza, me cuenta lo que tenemos que llevar, cómo son las clases… Me dice que una niña tan bonita como la mía está muy bien que esté en clase de danza. Me lo tomo a cumplido, pelín rancio pero cumplido al fin y al cabo. Su hija y la mía guardan ciertas similitudes, son las dos rubitas, media melenita, muy monas las dos, si tuviera que elegir la más parecida físicamente de su clase sería esta niña sin dudarlo. Me dice que la profe es un poquito exigente pero que está bien porque no están allí para jugar y ya me empieza un poco a escamar. Que tienen tres años! Que en el fondo lo que tienen que hacer es divertirse! (Eso, y dejarme ir a Inteligencia Emocional)

Lo de bailar seguro que a la niña le parece genial, lo de cumplir órdenes ya no lo veo tan claro, la verdad. Sin pensar, le digo a la otra madre: A Xoubiña es que le gusta lo mismo una corona de princesa que darle patadas a un balón, si no se adapta a la danza pues la cambio a fútbol y ya está! La madre me miró horrorizada, con los ojos a punto de salírsele de las órbitas, automáticamente yo doy un paso atrás y pienso ¡Ay Dios mío lo que he dicho! ¡He despertado al monstruo!

Que cómo se me ocurre ni siquiera pensar en apuntarla a fútbol! Que Xoubiña es demasiado guapa para jugar al fútbol! Las niñas tienen que apuntarse a danza para aprender a ser delicadas y femeninas! Ay va, la leche, que la desapunto antes de la primera clase! Jajaja!

Me faltaba decir que la mujer esta es rusa, no sé si vale como disculpa, pero rusa sí es, y alta y guapa, y bien vestida y bien maquillada, muy cuidada en su aspecto personal y ama de casa. Es la única rusa que conozco así que no sé si se trata de verdad de algo cultural o si es exclusivo de esta mujer. Aquí hay muchas niñas en fútbol pero en mi país ninguna niña juega al fútbol ni hace boxeo porque ¿Cómo le va a gustar a un hombre una mujer así? Muda me quedé, me salvó la campana y subimos a buscar a las niñas a clase de danza. Muda, menos mal, porque si hablara… Si hablara le diría lo siguiente.

No voy a educar una hija cuya meta en la vida sea gustar a un hombre, hasta ahí podíamos llegar! Tampoco que sea delicada en el sentido de necesitar la protección de un hombre! Será femenina si está en su carácter y si no, no, será lo que ella sea, pero que sea feliz en primer lugar!

Disfrutar jugando al fútbol con un tutú morado, jugar a las chapas con unas alas de mariposa, atacar el castillo de playmobil con un ejército de guerreros montados sobre unicornios, todo eso es maravilloso y es propio de una niña de tres años sana y feliz. Y si sólo quisiera llevar pantalones y jugar con coches, también sería maravilloso! Y si sólo quisiera ir vestida de rosa y ser princesa, también sería maravilloso!

Ya está bien de clichés, de machismo y de sexismo, por favor! El machismo es una lacra de la sociedad, pero es que cuando además proviene de una mujer es el colmo! Tu hija es demasiado guapa para jugar al fútbol. Lo que hay que oír, por favor! Delicada y femenina! Pues lo que me faltaba! Es femenina, más que yo, de delicada tiene entre poco y nada, y es una niña feliz que siempre está sonriendo, que es lo que de verdad importa.

Aunque me salvó la campana no habría contestado, nunca contesto a este tipo de cosas, hay veces que con oír y callar es suficiente. Pero me he quedado con una duda muy grande que no sé si algún día resolveré. ¿Si mi hija no fuera “demasiado guapa” sí podría jugar al fútbol? ¿Las feas pueden jugar al fútbol? Es como el mundo al revés esto, rancio, desfasado, antiguo, un machismo intolerable que además proviene de una mujer!

En el día de la mujer vamos a intentar empezar nosotras mismas por el valor que tenemos, porque con mujeres como la rusa, quién quiere enemigos!

Mamá de Parrulín y de Xoubiña,
Sean buen@s y felices.

Otro día más.

13 comentarios:

  1. Princesita es preciosa y juega a futbol, la apunté este año porque estaba empeñada, ya quiso el año pasado pero por cuestiones de tiempo no la llevé. Este año me lo pidió y para allí la mandé, todos los niños de la clase dicen que princesita es muy guapa y que es diferente al resto de niñas porque a ella le gustan cosas divertidas como los superhéroes.... además le regalé por su cumpleaños un maletín de herramientas.... las madres de las niñas fliparon y las madres de los niños me dijeron "ole tus narices por hacer lo que ella te pide". Oye mira si le gustan las herramientas el día de mañana no necesitará de ningún hombre para montar los muebles o arreglar algo, y si le gusta el futbol no tendrá que fingir delante de su pareja mientras ve un partido.
    Me parece ridículo las ideas de muchas madres, y te digo que yo llevo luchando contra ellas mucho tiempo, porque mi hija se sale de lo que la mayoría de personas considera que es una niña, no le gustan los vestidos, ni las princesas, ni el rosa, no juega con muñecas.... pero sin embargo es una deportista nata, y un ole por ella, ahora es el futbol, pero estoy segura que mañana será otra cosa.
    Le pregunté si quería ir a baile moderno con el resto de niñas de la clase y me miró horrorizada, le sugerí que probara.... pero me dijo que era más divertido el futbol.
    Yo quiero que mi hija sea ella misma y no que haga las cosas por gustar..... un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De Princesita me acordaba precisamente mientras lo escribía. Prefiero mil veces una niña con personalidad e ideas claras.
      Un beso!

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  2. si tanto te molesta por que no contestaste? si quieres un mundo mas justo e igualitario no tienes por que callarte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón, María, pero hay personas a las que no vas a convencer de nada. Siempre termino arrepintiendome por no haber contestado este tipo de cosas.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  3. Estaba pensando en preguntarte en qué siglo había pasado esto, y entonces me cuentas que la mujer es rusa, con la manía que les he cogido a los rusos!!
    Sí debe ser cultural, todas las chicas del este que conozco han practicado ballet.
    Eso, desde luego, no lo justifica.
    Muaks!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y son delicadas? ;)
      Un beso, guapa mía!

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  4. Hola. al final ese machismo rancio y la diferenciación entre niños y niñas la provocan los padres desde las primeras edades. Me dá igual que sea rusa porque está viviendo en España... que se adapte a nuestro país y que no impongan sus creencias tan rancias... es un tema que me crispa mucho. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
  5. Buff, vaya tela... No sé si la cultura será "excusa" o no, pero me parece que la mamá rusa lo va a flipar con lo que se encontrará por aquí, porque quiero pensar que en nuestro país vamos avanzando y abandonando progresivamente los clichés. Y que conste que para mí también es un camino que recorrer. No es tan fácil sacudirse los estereotipos heredados, pero debemos hacerlo.
    Muas!

    ResponderEliminar
  6. Es lamentable que se les encasille desde tan pronto, pero así somos, necesitamos las etiquetas.... da grima escuchar a gente que piensa así, pero manifestaciones del mismo palo se escuchan a diario, Puede que sea por un tema cultural que no se muerda la lengua, pero españolit@s que piensan igual das una patada y salen siete, la diferencia esta en manifestarlo abiertamente y pensar que es "políticamente incorrecto" decirlo o normalizarlo... En fin, queda mucho por andar. Yo personalmente es situaciones así me hago la tonta y me pongo a rascar... ¿ a si? Crees que las niñas tienes que ser delicadas?, y por que lo crees.... Cuando inocentemente pides argumentos se desmonta en parte el prejuicio... Y de paso en lugar de quedarte con el mal rollo, te queda un saborcillopuesto muy rico de redentora de causas perdidas :))
    Un besote
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. yo jugaba al futbol. no debia de ser muy bonita jajajajjajaja
    bendito sea lo que hay que oir

    ResponderEliminar