viernes, 19 de septiembre de 2014

No lo entiendo



Hay cosas en esta vida que se escapan de mi entendimiento, por ejemplo la teoría de cuerdas, yo es que soy más bien de la teoría del caos, qué se le va a hacer, pero también hay multitud de cosas cotidianas que no alcanzo a entender por mucho que lo intente, y hoy me pregunto por una de ellas.

Una madre como yo, todo el día trabajando y lidiando con los chiquillos, que llega agotada y estresada al final de la jornada, que consigue por fin que se queden dormidos los niños y se concede diez minutos de relax delante de la tele, antes de que le venza el agotamiento o llore alguno de los dos y tenga que salir corriendo. Entonces se le ocurre que el complemento perfecto para esos diez minutos es un fantástico helado de chocolate que le trajo su santo esposo, un detalle por su parte.

Vas a la cocina, abres la nevera y ves perfectamente los yogures de los niños, la leche con cereales, la desnatada, la entera, el jamoncito, el lomo y el queso para las meriendas, la fruta, los tomates, los huevos pero abres el congelador y no ves absolutamente nada, tienes que rebuscar entre los tupper de comida, la carne, el pescado, los botes de caldo y cien mil cosas con formas extrañas mientras vas abriendo los diferentes cajoncitos y se te quedan las manos heladas. Y terminas de rodillas en el suelo, procurando que tu cabeza no haga sombra en el interior del cajoncito, que parece un agujero negro que todo lo absorbe, apartando todos y cada uno de los paquetes hasta que encuentras, o no, el helado de chocolate. Que no hay derecho hombre, tanto cuesta poner una bombilla?

La nevera, fantástico invento, qué sería de nuestra vida sin nevera. La nevera puede ser grande o pequeña, con congelador arriba o abajo, con dos puertas, con tele incluida, pueden hacer hielo, picarlo, hasta hacer la compra con una pantalla táctil, una pasada! Hay un montón de opciones y todas ellas incluyen una luz que se enciende cuando la abres, incluso las de las neveras del minibar de los hoteles.

Esa luz que parece que se enciende y se apaga mágicamente, esa luz que hace alucinar a los niños y subir la factura cuando la descubren, esa luz que no se funde nunca jamás, o casi nunca. Es curioso, no sé a quién se le ocurriría poner una luz dentro de la nevera. Y además una luz inteligente que sabe si está cerrado y se apaga sola, porque una de dos, o es inteligente o hay un enanito dentro que se encarga de apagarla y el enanito este no solicita días libres, no renegocia su contrato, ni pide paga extra, ni nada de nada, esto va a ser que enanito no hay. Quién no ha probado a cerrar despacito, despacito para ver en qué momento hace contacto y se apaga la luz? Lo que no entiendo es… por qué no tiene luz el congelador? Hay congeladores de todo tipo, incluso arcones congeladores, pero nunca, nunca, he visto uno con luz, que igual sí los hay, no digo yo que no, y sólo es cuestión de dinero, como todo en este mundo.

Que luego viene el señor de bricomanía y con cuatro herramientas en cinco minutos te instala una luz en el congelador, pero claro, ese señor te coge una retroexcavadora y en cuatro sencillos pasos te hace una piscina en el jardín con su estructura, su encofrado, su revestimiento, con un millón de azulejitos chiquititos de esos de piscina, su depuradora… en cuatro sencillos pasos y un briconsejo para poner las plantas correspondientes alrededor. Me imagino que lo hago yo, sale ardiendo el congelador entero y tenemos carne asada con salsa de helado de chocolate para cenar hasta hartarnos durante al menos dos semanas seguidas.

Tan difícil es instalar una luz en el congelador? Que más difícil debe de ser poner las luces del árbol de navidad y no hay nadie que tenga un árbol de navidad sin luces, porque se queda en simple árbol cutre de los chinos, que sin luces no es de navidad ni es ná.

Y hago un inciso para contar un chiste de Parrulín:
- Mamá sabes qué dice un perro debajo del árbol de navidad?
- Mmmm… guau?
- Dice Vaya! Por fin me han puesto luz en el water!

Señores fabricantes de neveras, por favor, hago un llamamiento desde mi humilde blog, ya sé que llevan un poquito de ti y de ti y de ti, que lleven también un poquito de luz en el congelador, un poquito de por favor!

Mamá de Parrulín y de Xoubiña, sin luz en el congelador.
Otro día más.
Sean buen@s y felices.

8 comentarios:

  1. Fíjate que no me había parado a pensar que el conge no tiene luz... Será que nunca lo abro a oscuras, jajajajaja!
    Sólo para tus ojos: http://www.smithsonianmag.com/smart-news/why-does-the-refrigerator-have-a-light-and-the-freezer-doesnt-8076825/?no-ist
    Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco lo intento a oscuras, debe de ser que necesito más watios en la cocina!
      Gracias por la info, lo leeré!
      Un beso!

      Eliminar
  2. jajaja me ha encantado el chiste de Parrulín :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A él también, lo repite a todas horas!
      A tu hijo le gustará también.

      Eliminar
  3. Pero encontraste el helado o no? ;-P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, justo al mismo tiempo que se despertó Xoubiña! X'P

      Eliminar
  4. Eso, encontraste el helado?
    Pues sí, los hay, congeladores con luz y arcones también. Que yo no los tengo, pero los he visto.
    Muaks

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si lo has visto pero no lo tienes, como el que tiene un tío en América, mi amor, que ni es tío ni es nada!
      Lo encontré, lo encontré, pero tuve que salir corriendo. Buuuuuu...

      Eliminar