jueves, 7 de marzo de 2013

Problemas con la lactancia


Después de cuatro meses de lactancia materna exclusiva esta estupenda mujer estaba más que satisfecha, creía yo que esto iba viento en popa a toda vela, que pasados los primeros días de dificultades, dolores, grietas, etc, ya no habría problemas y seguiría con ella todo el tiempo que quisiera. Ilusa de mí...

El día que se murió mi madre hubo algunas personas en el tanatorio que me comentaron que iba a perder la leche por la pena y el dolor. Para ayudarme y apoyarme en ese difícil momento, supongo. Tanto como si me tiraran piedras a la cabeza. Xoubiña mamaba más que de costumbre en esos días, mucho más a menudo. Ves? Es porque estás perdiendo la leche y no le alimenta ya. Qué maja la gente, qué bien se le da tirar piedras, no?

Aunque no lo creía posible, en esos momentos de bajón llamé a la asesora de lactancia del grupo al que iba. Ella me explicó que podía disminuir un poco la producción de leche, pero que si seguía a demanda no habría problema, que la niña compartía mi pena y mi dolor y que quería estar conmigo, tenerme cerca, como yo a ella.

Xoubiña había probado una crema de verduras y le había encantado. Había probado también el jamón, con gran éxito. Y casi cualquier cosa que te viera comiendo le llamaba la atención y te pedía. Decidimos que con el interés tan grande que mostraba quizá era el momento de iniciar la alimentación complementaria. Compramos unas galletitas sin gluten para que fuera probando los cereales, de vez en cuando le dábamos una, y le gustaron mucho. Compramos también una redecilla antiahogo y le dimos a probar también la mandarina, que le gustó muchísimo también. Pero seguía con leche materna a demanda.

Me incorporé al trabajo e incorporé el sacaleches a mi vida, pero por mucho que me sacara no conseguía leche suficiente para alimentarla durante mi ausencia, así que comenzó a tomar leche de fórmula esporádicamente. Y cumplió cinco meses.

Un día comencé a tener pinchazos en los pezones, como si me clavaran un alfiler. Cariño, creo que tengo una cándida. Una que ha leído mucho de lactancia, aunque no haya tenido experiencia en esto, pero las cándidas y yo somos buenas amigas. Se me fue pasando sólo.

Unos días después, cuando ya no trabajaba y había vuelto a estar con la niña a tiempo completo, me empezó a doler, ya no como pinchazos, sino como dolor de verdad. Se lo dije a mi médico de cabecera, que casualmente es mi santo marido y esposo. Tienes un hongo, me dijo. Se te pasará con una crema antifúngica. Vaya por Dios! Vete a un dermatólogo de todas formas. Fui a ver a un dermatólogo. Es el roce, me dijo. El roce? Pero si lleva rozando cinco meses y nunca me ha pasado nada! Se te pasará con el purelán o similar. Aprovechando la vacunación de la niña se lo dije a la pediatra. Tienes una mastitis, me dijo. Se te pasará... no sé, pide cita con la matrona. Vaya por Dios!

Tres diagnósticos diferentes. Mola, no? Voy a volver a llamar a la asesora de lactancia a ver si me saca de dudas. Si fuera un hongo probablemente se te quitaría con una crema, si fuera mastitis probablemente se te quitaría con un probiótico y el roce no puede ser. Empecé con el probiótico porque daño no me puede hacer.

Estoy harta, me duele mucho, estoy perdiendo la lactancia porque me duele tanto que prefiero cantarle una canción antes que ponérmela a la teta. Porque cuando me duele demasiado y tiene demasiada hambre le doy un biberón de leche de fórmula. Porque cuanto menos le doy, menos tengo, está claro. Porque cuando le doy me duele, cuando no le doy me duele también. Porque con el frío me duele, porque con el roce de una camiseta me duele. Porque no doy a basto con el paracetamol.

Xoubiña come fenomenal, la alimentación complementaria ha sido todo un éxito, le encanta la papilla de cereales, le encanta la papilla de verduras, ya hemos incorporado el pollo también, le encanta la papilla de frutas... Cualquier cosa que le des la prueba con entusiasmo. Pero yo querría seguir con la lactancia también!

La semana pasada fui a ver a una enfermera de lactancia que me confirmó que era un hongo porque también lo tenía Xoubiña en la boquita. Se llama muguet. Así que tanto ella como yo comenzamos a usar una crema antifúngica, le tengo que poner la cremita en la boca varias veces al día. Sigo con el probiótico porque daño no me puede hacer.

Llevo un mes de dolores, hinchazones, grietas y comeduras de tarro que no se lo deseo a nadie. Espero que se me vaya pasando y reafirmarme en mi deseo de seguir con la lactancia o la perderé.

Y con este post de desahogo, lo dejo, que le voy a dar teta a la nena.

Mamá de Parrulín y de Xoubiña.
Otro día más.
Sean buen@s y felices.

PD: Esto es una cándida en el pezón y en la boca de un bebé. No son los míos, imágenes vistas aquí y aquí. Xoubiña no tiene tanto, el mío está un poco peor que este.


 
 
 
 
 
 
 
 

21 comentarios:

  1. Cuanto lo siento....era lo q te faltaba!!!

    Lo de la leche sí q lo he oído otras veces, de hecho una mamá con la que coincidí en la sala de lactancia cuando mi nena estuvo ingresada le había pasado algo parecido...lo suyo era una detrá de otra la pobre...operaron a su padre, su madre se rompió un brazo, se murió su suegro y su bebita de dos o tres meses, pilló un virus y la ingresaron... pero una cosa es q conozcas casos y otra que te dediques a "animar" a una mamá reciente, yo me acordé cuando tú escribías q seguías con la lactancia y pensé, que bien, ojalá no la se la quite la leche ...nah! a esa gente ni caso...

    Cuidate mucho y cuidado con lo q se lleva la nena a la boca...q es muy difícil...pero con lo propensa q eres tú a acoger en tu cuerpo a "cándida" no te va a quedar más remedio.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Ooooh Pobres las dos. Que mala suerte lo del hongo. Espero que acabéis con ese hongo maldito lo antes posible y puedas seguir con la lactancia con toda tranquilidad. A la gente no hay ni que escucharla. Creen que lo saben todo y no saben nada porque cada caso es un mundo. Lo que me alegro es que Xoubiña esté saludable y coma tan bien.

    ResponderEliminar
  3. A ver si os curáis pronto!
    Mucho ánimo!

    ResponderEliminar
  4. que pena, mi nena tambien tuvo ese hongo "muget" en la boca y en todo el aparato digestivo (la pobre tenia hasta en el culete) pero como es una santa no se quejaba de nada (cuando aquello tenia 3 meses) pero yo nunca tuve nada, no sabia que se podia contagiar al pecho de la madre.

    cuidaros mucho y si tienes que dejar la lactancia no te preocupes, lo más importante ya lo has hecho, no te traumatices por ello, no merece la pena....sobre todo si la peque come bien el resto de cosas
    besitos

    ResponderEliminar
  5. Ay guapa que dolor estarás pasando!! Lo de los tres diagnósticos es flipante!!! Pero en fin, así andamos. Seguro que con el antibiótico se te va pasando y pronto estáis recuperadas y al 100% con la lactancia que tanto disfrutáis.

    Pd: Flipo en colores con la gente que tiene la poca inteligencia de decirte que se te iba a ir la leche por el dolor en el peor momento de tu vida... en serio no le encuentro la explicación!!! Indignada me encuentro.

    Besitos cariño.

    ResponderEliminar
  6. Ay, como te entiendo... Yo llevo 2 meses de lactancia y de grietas, infección en un pezón y en el otro... Y ahora estoy volviendo con dolores! Animo! Has llegado hasta lis 5 meses, eso esta genial! Bss y suerte

    ResponderEliminar
  7. Que no dan ganas a veces de pegar una patada en la boca a más de uno??
    Ains nena, eso tiene que doler! Espero que te puedas recuperar pronto y la nena también.
    Un besote

    ResponderEliminar
  8. La gente es gilipollas, ¿a quién se le ocurre soltarte éso?
    Cinco meses está muy bien, y aunque fuera menos, si la lactancia no es placentera no hay que ser masoquista. A tí lo primero que te tiene que preocupar ahora es rodearte de cosas que te hagan sentir bien y no pasarlo mal.

    ResponderEliminar
  9. Desde luego, qué poca delicadeza tiene la gente, se podía meter sus opiniones y sus apoyos por el santo ojete.
    Tiene narices que te hagan 3 diagnósticos diferentes, síntoma de que ninguno tenía ni puñetera idea de lo que tenía delante. Ánimo guapa que todo pasa, espero que sigáis disfrutando de la teta durante mucho tiempo.
    Por cierto, un placer conocerte, se me hizo corto y algo estresante siempre pendiente de los nanos pero pasé una tarde estupenda contigo. Espero que haya más, un besote.

    ResponderEliminar
  10. Jo nena, a ver si con la cremita mejora la cosa y puedes seguir dando teta...Muchos ánimos!
    Muas!

    ResponderEliminar
  11. Despues de escribir comentario se me borra...ahi voy!!
    En cuanto al muguet algo te puedo contar porque mi nena y yo lo pasamos dos veces!
    Consejos de mi pediatra :
    Disuelve una cucharita de bicarbonato en un vaso de agua todos los dias, con ese agua antes de cada toma de pecho te lo pasas tu por el pezon y alrededores, y a la peque con un bastoncito por la boca. Le das toma normalmente y después de la toma la crema, tanto a tu pecho como a la peque!
    Y cuando a la nena se le marchen las perlitas blancas de la boca, seguir echandoos crema 4 o 5 dias mas!
    Espero que el consejo te sirva de algo, que os cureis pronto y podais continuar lactando mucho mas
    Un beso
    P.D. Lo de la gente y sus opiniones variadas, era para contestarles mal a veces jejej!

    ResponderEliminar
  12. Eso debe doler y muuucho!!
    Pero tu tesón dará sus frutos, reina.

    ResponderEliminar
  13. Venga Parrulina, mucho ánimo....tratándote, ahora que por fin ya sabes lo que es, podrás continuar con la lactancia hasta que te salga del moño!!! Además, si tienes el médico de cabecera en casa :-D

    Besotes

    ResponderEliminar
  14. menudo cuadro, jolines.
    No conocía de ese hongo, fíjate lo que unase entera.

    solo espero que te recuperes pronto y Xoubiña también y podáis reanudar la lactancia;)

    Un besazo

    ResponderEliminar
  15. animo parru, en nada estareis bien, un besazo a la princesa y otro a ti, MUAKKKKKK

    ResponderEliminar
  16. Hola parru hace mucho que no entro a los blogs, primero siento mucho lo de tu madre, segundo la gente se mete donde no la llaman, como te dijo eso?? Mira es verdad que por la teta pasa todo lo bueno y lo malo, yo llevaba 2 meses de lactancia materna a demanda cuando bautice a gonzalo, ya habia pasado las grietas, mastitis, sangrados... y por los nervios y por algo wue ocurrio la noche del bautizo la lactancia se resintio, pero los bebes son muy listos y la vuelven a regular lactando mas a menudo. Espero te recuperes pronto y vuelvas a disfrutar de la lactancia otra vez pero no te obsesiones, un beso

    ResponderEliminar
  17. Hola parru hace mucho que no entro a los blogs, primero siento mucho lo de tu madre, segundo la gente se mete donde no la llaman, como te dijo eso?? Mira es verdad que por la teta pasa todo lo bueno y lo malo, yo llevaba 2 meses de lactancia materna a demanda cuando bautice a gonzalo, ya habia pasado las grietas, mastitis, sangrados... y por los nervios y por algo wue ocurrio la noche del bautizo la lactancia se resintio, pero los bebes son muy listos y la vuelven a regular lactando mas a menudo. Espero te recuperes pronto y vuelvas a disfrutar de la lactancia otra vez pero no te obsesiones, un beso

    ResponderEliminar
  18. Parrulina yo tuve grietas, heriditas, algún biberón también, una mastitis a los 15 meses, pero hongos la verdad que no. Le has preguntado a tu grupo de lactancia la la posibilidad de utilizar una pezonera hasta que se te cure?. Yo utilicé al principio porque no se conseguía agarrar, y cuando por fin se cogió sólo las retiré. Alguna vez si me dolía mucho las utilizaba. Mucho ánimo!! Venga que tú puedes, y a los demás que los den.
    Besos

    ResponderEliminar
  19. la gente y sus consejos son lo más mi niña...y lo mejor es que sin pedírselo...aggg k asco. Ya sabes que ni caso a ese tipo de gente

    Los hongos! pues vaya mierda, con lo que te pica y duele,espero que vaya mejorando y podais tener teta hasta que tu o xoubiña os canseis....y sino sin ningún cargo de conciencia que tu ya lo estás dando todo.
    ahhhh, y haz caso a tu médico de cabecera que es el más acertado parece...:).
    Besiños linda

    ResponderEliminar
  20. Ays como me suena, lo de los pinchazos horribles, yo lo comparaba con mil agujas clavandose, lo de no tener grietas pero cada vez que te lo pones te duele tanto que lloras, lo de que cada vez que se ponen duros los pezones sientes un dolor infernal,puff y una que es tonta, creía que eso era normal. Y seguí como si nada, hasta que desapareció el dolor... Ánimo con la lactancia. Muacks. Dos gatos y un bombo

    ResponderEliminar
  21. Suena tremendo esto del hongo!! Mi abuela que es muy de medicina natural y remedios caseros limpiaba al bebé con una mezcla de agua y bicarbonato por una semana y le hacía igual al pezón y listo. Espero que pronto se te cure, sí mi marido fuera médico lo haría verme a diario hasta que me cure!

    ResponderEliminar