viernes, 14 de noviembre de 2014

Dónde estás corazón



Hoy, 14 de noviembre, era el cumpleaños de mi madre. El día ha amanecido gris y lluvioso y mi corazón también. Me esfuerzo en no pensar y no sentir, no vivir el día de hoy. Me mata la soledad, me mata su ausencia, y me mata el dolor de muelas.

Sigo necesitando una madre, una referencia en mi vida, una casa a la que volver, un corazón sin preguntas ni condiciones, un puerto donde amarrar hasta que pase la tormenta. Cuando me siento vulnerable y dolorida aún la necesito más, cuando tengo que entrar en quirófano los próximos días, cuando tengo miedo, cuando me falta un abrazo o un consejo, incluso cuando veo a mis hijos sonreír la necesito a ella.

Recuerdo a mi madre oyendo esta canción una y otra vez, la letra es el espejo de mis sentimientos, sólo que a mí aún no se me ha terminado las lágrimas.

Yo le quería con toda el alma,
como se quiere sólo una vez,
pero el destino cambió mi suerte,
quiso dejarme sin su querer.

Una mañana de frío invierno,
sin darme cuenta se echó a volar
y desde entonces aún le espero,
no me resigno a la soledad.

¿Dónde estás, corazón?
no oígo tu palpitar,
es tan grande el dolor,
que no puedo llorar.
Yo quisiera llorar
y no tengo más llanto,
le quería yo tanto y se fue
para nunca volver.

Yo le quería con toda el alma,
como se quiere sólo una vez,
pero el destino cambió mi suerte,
quiso dejarme sin su querer.
Tan sólo el tiempo borrar podría,
aquellos años de tanto amor
y una mañana de frío invierno
la luz del alba se oscureció

¿Dónde estás, corazón?
no oigo tu palpitar,
es tan grande el dolor,
que no puedo llorar.
Yo quisiera llorar
y no tengo más llanto,
le quería yo tanto y se fue
para nunca volver.



Hoy era su cumpleaños, y ella que siempre fue tan generosa, me ha hecho otro gran regalo. Hoy ha salido mi sentencia definitiva. Hoy mi despido del ERE es nulo y mi sentencia firme. Hoy es otro día agridulce para el recuerdo. Hoy la sigo necesitando. Yo la quería con toda el alma.


Mamá de Parrulín y de Xoubiña.
Otro día más.
Sean buen@s y felices.

25 comentarios:

  1. Mucho ánimo, ojalá pudiera decirte algo que te reconfortara. Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  2. Un abrazo guapetona... son días difíciles.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  3. Uff, se me rompe el alma :( Tengo una amiga que perdió a su madre hace un año, por una negligencia médica, con 52 años... (aunque mi madre suele comentar que las madres no se deberían morir nunca). El otro día tuvo que ir a urgencias y me dijo que se sintió tan mal al verse sin su madre allí... eso me hizo llorar mucho. Desde que falta mi padre, estoy obsesionada con que a mi madre le pueda pasar algo, sobre todo después del marcapasos... a lo mejor me lo debería hacer mirar, porque todos los días pienso en ello.

    Sólo puedo mandarte un beso enorme...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que debes hacer es disfrutar cada momento, que no te quede ni un abrazo por dar ni un te quiero por decir.
      Llegará cuando llegue y la satisfacción de haber hecho todo lo posible ayuda a tener un corazón tranquilo.
      Un beso!

      Eliminar
  4. Sólo decirte q debió ser una maravillosa madre...y de ahí tú dolor....agradece la enorme suerte q tuviste y q eso te reconforte un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era tan grande que me dejó un agujero muy profundo.
      Gracias Ana!

      Eliminar
  5. Ay nena, acabo de ver tu entrada... te mando muchos muchos besos, y cuando quieras una de desahogo ya sabes, café. Besos cielo.

    ResponderEliminar
  6. Un abrazo enorme! Aunque no la tengas físicamente, siempre la tendrás a tu lado ;)

    ResponderEliminar
  7. Ojalá tuviera palabras de consuelo para ti... pero no las tengo. Siempre estará contigo de una u otra forma, aunque no sea físicamente. Un besazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es difícil conformarse sólo con eso.
      Gracias guapa!

      Eliminar
  8. Un beso grandísimo, siempre estará en tu corazón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso sí, ojalá fuera suficiente para mí.
      Un beso!

      Eliminar
  9. Cuanto me gustaría poder sacar de tu corazón la tristeza infinita q lo atenaza. Ojalá tuviera un "popemon" (pokémon) como dice mi hija q curara tu tristeza con sus poderes.... un abrazo muy fuerte!!!

    ResponderEliminar