martes, 29 de enero de 2013

Agárrate fuerte


Hoy cumple mi Xoubiña cinco meses, cinco meses como cinco soles. Y hago balance de estos cinco meses, cinco meses hermosos, cinco meses tristes, cinco meses duros, cinco meses últimos.

Xoubiña, mi niña con nombre de reina, mi currusquita, mi pequerrechiña, mi amor, mi compañía, mi consuelo, el melocotón de su abuela.

Por un lado parece que ha pasado mucho tiempo desde que nació, pero no es que haya pasado mucho tiempo, es que han pasado muchas cosas. Por otro lado, parece que fue ayer cuando nos vimos por primera vez.

Su nacimiento y sus primeros meses van irremediablemente atados al recuerdo de mi madre, empezando por su nombre y por el apodo de Xoubiña, porque estábamos siempre juntas, porque tenerla me permitió estar con mi madre, cuidarla y despedirla, pero también porque hay muchas coincidencias de fechas entre ambas.

El día que nació Xoubiña mi madre estaba muy bien, se quedó con Parrulín y lo llevó a la guarde, el día que nació Xoubiña mi madre tenía un TAC del que salieron muy buenas noticias, el día que nació Xoubiña mi madre vino al hospital con la sortija de esmeraldas, ese pedazo de sortija que sólo le daba por ponerse cuando nacía un nieto, el día que nació Xoubiña mi madre incluso volvió por la tarde después de recoger a Parrulín para que conociera a su hermanita.

Cuando Xoubiña tenía cinco días y yo todos los puntos de la cesárea todavía, ya me iba a recoger a Parrulín y pasar la tarde con mi madre. Me iba en un taxi, eso sí. Ahora andas más despacio que yo! Me decía muerta de risa. Tienes que espabilar hija. Qué frase más característica suya! Cuánto me la repito a mí misma!

Cuando estuve un poco mejor y sin puntos empezamos a pasar aún más tiempo juntas y a acompañarla todos los lunes al hospital a la quimio. Si Xoubiña va siempre muy bien vestida me esmeraba más si iba a ver a mi madre y me esmeraba mucho más los lunes porque sabía que le encantaba presumir de nieta.

El día que Xoubiña cumplía tres meses ingresamos a mi madre, en teoría para hidratarla 24 horas, nadie imaginaba que se iba a ir, que todo iba a salir mal, que era el principio del fin. Dejábamos a Parrulín en el autobús del colegio a las 8 y nos íbamos juntas al hospital, mi madre nos recibía siempre como agua de mayo. Teníamos que marcharnos para recoger a Parrulín a la salida del cole, pero algunas veces todavía volvíamos con él a ver a la abuela.

El día que Xoubiña cumplía cuatro meses estábamos todos en torno a la mamá, como la canción de Aznavour, ya no había lugar para la esperanza, sólo quedaba cuidarla, atenderla y abrazarla. Tanto recuerdo, tantos te quiero, tanto amor, tanto suspiro, tantas lágrimas, tanto dolor. El día que Xoubiña cumplía cuatro meses le dimos la extremaunción.

Mi niña bonita, cuánto te acariciaba tu abuela los últimos días, cuánto le gustaba tu pelusilla en la cabecita, tus mofletitos sonrosados, tu piel blanquita. Decía que eras su melocotón. El melocotón de su abuela.

En la última semana tan sólo salimos una vez del hospital, fuimos a bañarla a ella y ducharme yo a casa de mi suegra, porque estaba más cerca. No puedo con esto, no puedo con la pena, le decía. Aférrate a tu hija, me respondió, y así lo hice. Agarré fuerte a mi Xoubiña en los últimos momentos, la agarré fuerte en el tanatorio, la agarré fuerte en el funeral y la agarré fuerte en el entierro. Sigo agarrándome a ella constantemente.

El día que Xoubiña cumple cinco meses ya está en la guardería, yo trabajando y su hermano en el cole. El día que Xoubiña cumple cinco meses mi santo está de guardia, es la primera vez que le toca entre semana, tengo que llevarlos yo mañana, uno al cole y la otra a la guarde, y la única opción para hacerlo es quedarnos a dormir hoy en casa de mi madre. Será la primera vez que duerma en su casa sin estar ella, y tengo pena, y tengo miedo, y tengo lágrimas, y tengo dolor.

Xoubiña, mi niña con nombre de reina, mi currusquita, mi pequerrechiña, mi amor, mi compañía, mi consuelo, el melocotón de su abuela.

“Agárrate fuerte a mí Xoubiña, agárrate fuerte a mí, que ésta noche es la más fría, y no consigo dormir, agárrate fuerte a mí Xoubiña, agárrate fuerte a mí, que tengo miedo  y no tengo donde ir.”

21 comentarios:

  1. Mucho ánimo, y mucha fuerza..lo estás haciendo muy bien, pasito a pasito...y si, aférrate a tu Xoubiña y a tu Parrulin. Tu madre estará contigo y te dará fuerzas. Ya verás. Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Ay Parru, qué disgusto tengo.
    ¿Sabes que yo no permití que le dieran a mi padre la extrema unción?
    Le dije al cura que entró sin permiso al box de la UCI que si su dios era tan hijo de puta para llevarse a mi padre, no quería su extrema unción.

    ResponderEliminar
  3. agarrate a tu xoubiña y a tu parrulin, ellos te sujetarán siempre.
    un besazo.

    ResponderEliminar
  4. tiene q ser realmente duro, de verdad sacas fuerza de donde no la hay... y la sacas por tí, por tus hijos, y por tu madre q vela por vosotros desde arriba.

    ResponderEliminar
  5. Se me paraliza todo cuando vengo a visitarte!! Que duro se te tiene que hacer cada día!! Pienso en ti a diario, en vosotros, en todo lo que debes estar pasando. Agárrate fuerte a xoubiña, agárrate fuerte a parrulin y agárrate fuerte a esa casa que hoy os espera y recuerda cuantos momentos felices vivisteis en ella. Mucho ánimo cariño!! Aquí estoy.

    ResponderEliminar
  6. Como no tengo palabras, te mando un beso.

    ResponderEliminar
  7. No sé q decirte...pero q sepas q pasé por aquí...para acompañarte un poquito en tu pena.... un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  8. Agárrate fuerte a Xoubiña y a Parrullín! Agárrate fuerte a tu Santo!
    Y agárrate a esos recuerdos, a los buenos.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  9. No puedo leerte sin llorar, cuánto siento lo de tu madre...

    ResponderEliminar
  10. ufff, parru, no puedo leerte desde el trabajo,me lo tengo que prohibir porque estoy con los ojos brillantes y conteniendo una "marea de bágoas" y no veas como me cuesta.
    Si añadido a tu pena,todo lo que expones le unimos la canción de los secretos ya me rematas.
    Mil bicos y ánimo para ésta noche mi niña linda.

    ResponderEliminar
  11. se me olvidaba, felicidades a la xoubiña más linda de todo madrid-galicia y mundo mundial.
    muackssss

    ResponderEliminar
  12. Me has puesto el corazón en un puño, me has hecho llorar.... Agarrate a tus nenes y a todos esos recuerdos.... Un besazo enorme

    ResponderEliminar
  13. Yo siempre intento tener color esperanza para vos, para decirte algo...pero ahora justo estoy sentada en el piso viendo a nenita y llorando como nunca, tu blog me ha dolido como si te conociera de toda la vida.
    Espero que Xoubiña te agarre tan duro que la noche sea breve.

    ResponderEliminar
  14. Agarrate fuerte a todos , a xoubiña, a parrulin a tu media naranja, ellos son ahora los que te ayudaran a salir adelante.

    ResponderEliminar
  15. Que entrada mas dura y mas bonita. Espero que la noche no haya sido muy dura, pero volver a casa de las personas que se han ido es duro, pero hay que pasar por eso. Seguro que eres muy fuerte por tus peques, por ti misma, date tiempo para todo, pero sin prisas, tu a tu ritmo. Y agarrate a todos los que te rodean que seguro que te quieren con locura. Un beso enorme!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  16. me he emocionado...lo siento mucho, no sabía lo de tu mamá,mi sincero pésame...no tengo palabras, lo siento...

    ResponderEliminar
  17. Dos ciclos vitales que se han entrelazado en los últimos meses. Mucho amor Parrulina. Te voy a decir algo que a mí me fue bien cuando murió mi madre. Al principio me torturaba mucho recordando los malos momentos, era algo repetitivo y no me ayudaba. Leí en algún sitio que a base de pensar siempre en algo creamos un camino neuronal que hace que ese recuerdo salte más rápido a nuestra mente. Y si el recuerdo es malo, es difícil pasar página. Quería salir de aquello, así que cada vez que me venía una imagen dolorosa a la mente, evocaba otra buena junto a ella (aunque fuese de cuando estaba enferma, pero centrándome en lo positivo). Noté un gran cambio en pocos días, y me ayudó a salir de la tristeza tan grande que sentía. Quizás a ti no te sirva, pero por compartir no se pierde nada.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  18. Nu,el corazón en un puño, te llamo ahora mismo y quedamos este domingo con la tarada de Jeza también ...

    ResponderEliminar
  19. Nena he estado desconectada de la blogsfera y no sabía que tu madre ha fallecido ya, lo siento mucho cielo, yo también me aferro a la vida de mi peque que mañana cumple 15 dias para recordar que cuando él todavía era un pequeño proyecto en mi vientre su abuelo nos dejó para siempre y sabes aferrandome a la vida de mi peque parece que puedo soportar mejor el dolor por la marcha de mi padre. Un abrazo fuerte!

    ResponderEliminar
  20. Los hijos son los asideros a la vida cuando se pierde a alguien tan querido. A mí me han salvado también. Nunca se pasa la pena, pero ellos siempre están dispuestos a arrancarte una sonrisa.

    ResponderEliminar